miércoles, 23 de marzo de 2011

EL PLACER DE LA LECTURA CON LOS PEQUES

Coincidiendo con la celebración en mi ciudad de la "Feria del Libro Usado y de Ocasión" he decidido dedicar unas líneas a una de mis pasiones la LECTURA. Hay pocas cosas que me proporcionen más satisfacción que leer un libro y por eso he decidio trasladar mi pasión a mis peques y aunque a veces no tengamos todo el tiempo que queramos para dedicarlo a la lectura "compartida", ese ratito antes de dormir con un cuento en las manos no nos lo quita nadie. No sería capaz de mencionar todos los beneficios que un libro es capaz de aportar a todas las edades, la afectividad que se desarrolla en esos momentos especiales compartidos, cercanía, calidez, por no decir de los grandes aliados que los libros están siendo en el día a día con mis hijos y la cantidad de "problemas" que me han ayudado a afrontar: miedos nocturnos, pañal, pérdida de seres queridos ...

Pero escoger libros para niños no es una tarea fácil, especialmente cuando se trata de sus primeros años. La proporción entre texto e imágenes, la adecuación de los contenidos o el atractivo general que pueda presentar el libro son algunos de los aspectos más importantes por los que habitualmente nos preguntamos antes de realizar la compra. Teniendo en cuenta que se trata de un período fundamental en la formación del niño, escoger los correctos y disfrutar de ellos y con ellos puede ayudar enormemente a que desarrolle un hábito de lectura en el futuro que yo creo esencial para su pleno desarrollo. 

Yo tengo la inmensa suerte de tener tres hijos con franjas de edades muy diferentes y es un placer que compartimos de manera individual con cada uno (su ratito con papi o mami) y también en ocasiones de forma compartida.

Con la PEQUE (quince meses) suelo escoger libros cortitos, con mucho colorido y poco texto que den mucha importancia a la ilustración. Le encantan los libros de texturas, los de animales con sonido, los de solapas en los que da incluso palmas cuando "aparecen" los objetos "escondidos"  y aquellos en los que salen niños y bebés
Lo importante es captar su atención, e intentar que poco a poco vaya comprendiendo el argumento con un mínimo de lectura, ya que su comprensión lectora en esta etapa todavía no está muy desarrollada.
Con ella que necesitaba "estimulación visual" han sido una ayuda imprescindible para su desarrollo.

Con la PRINCESA ( 5 años) ya he empezado con los libros de pura fantasía, pero también le encantan los de la  vida cotidiana que le ayudan a entender muchas cosas (la importancia de lavarse los dientes, porqué hay niños direntes, a compartir ...)

Con mi NIÑO MAYOR ( 7 años)exploramos con curiosidad insaciable todo tipo de libros, cuerpo humano, ciencia (le encantan, es un científico en potencia), animales ... Y por supuesto la ciencia ficción (historias de miedo, fantasía ...) Juntos estamos confeccionando un libro que espero poder enseñaros algún día...Porque LO QUE MÁS LES GUSTA ES ESCUCHAR UN CUENTO "INVENTADO POR MAMÁ O PAPÁ" Y SI ELLOS SON LOS PIRATAS, PRINCESAS, O INCLUSO MONSTRUOS MEJOR QUE MEJOR  

Para JOVENCITOS me permito recomendaros un texto estupendo que ha escrito una buena amiga y que se está utilizando como libro de lectura en algún instituto de Albacete:JANA Y EL MISTERIO DE LOS LIBROS SECRETOS de JURADO MARTINEZ,NIEVES

Para terminar os dejo este artículo que me gustó mucho aunque le post ha resultado algo largo, el tema merece la pena, y en otros post me gustaría hablar de otros temas relacionados (cuentos tradicionales, disney, haikus, fábulas ...) 

(fuente ) http://www.educar.org/articulos/regaloleer.asp

El mejor regalo: leer con los niños

Cuando los niños leen bien, aumenta increíblemente su aprendizaje durante sus vidas y surge un potencial bastante grande en el futuro de su desarrollo. Pero cuando sucede lo contrario y los niños leen muy pobremente, se les cierran las puertas, lo mismo que las posibilidades, la escuela y el aprendizaje se vuelven más bien una carga o algo peor. Como resultado, los niños que no saben leer bien, cuando sean adultos, van a sufrir. La investigación demuestra que existen condiciones bajo las cuales a los niños les llega a gustar la lectura, y dichas condiciones se deben aprovechar desde muy temprano.
La Dra. Rebecca Novick, investigadora de los Laboratorios Educativos Regionales del Noroeste, y dedicada a la investigación de la educación infantil, juntó toda clase de investigaciones sobre lectura durante el tiempo de los años preescolares y de primaria. Ha puesto las cosas que encontró en un libro llamado Aprendiendo a Leer y a Escribir -- Un lugar para Comenzar.
Existe mucha evidencia, dice Novick, para demostrar que las familias que le dan importancia a la lectura, escritura, y a la forma de hablar, ofreciendo amplias y calurosas oportunidades para la lectura de libros de cuentos, tienden a crear hijos que desde muy temprano son niños competentes en la lectura. Es fácil ver por qué es esencial que las familias y los demás encargados del cuidado de los niños, se esmeren en crear un ambiente donde se goce de las lecturas y donde se compartan los libros.
Y, aconseja Novick, nunca es demasiado temprano para empezar a leerles a los niños. Por ejemplo: los dibujos brillantes y de mucho colorido fascinan aún a los mismos infantes que apenas están aprendiendo a enfocar sus ojos. Y aún antes de que sus ojos puedan enfocarse, el sonido de la voz de quien está leyendo atrae la atención del bebé.
A la edad de cuatro o seis meses, los infantes pueden enfocar su vista en los dibujos, y se empieza a desarrollar la coordinación de sus ojos con las manos. Este es un buen tiempo para introducirlos a los libros señalándoles las cosas. Al final del primer año, muchos infantes pueden señalar esas mismas cosas ellos mismos. Este es un paso muy importante en el aprendizaje del lenguaje.
Los libros cortos y familiares tienen mucho atractivo para los niños. El ritmo y la repetición de los poemas para infantes, por ejemplo, hacen que los niños sientan como si las palabras y los sonidos fueran sus amigos. Conforme leen una y otra vez sus libros favoritos, se desarrolla otro paso importante, el de juntar el sonido de la palabra con la palabra escrita. Los ritmos y los sonidos que los niños gozan cuando son infantes llevan consigo un valor mayor de alegría: les ayuda a construir su sensibilidad hacia los fonemas, un conocimiento crítico en el aprendizaje de la lectura.
Los niños antes de ir a la escuela necesitan de cercanía y cariño. El calor, el compartir personal de uno mismo con un libro y con su niño fomenta en los niños el amor a la lectura. Es buena idea dejar que los niños lleven la pauta en la lectura, dejándolos que escojan los libros y los lugares donde quieran leer. Hay que ser muy generosos en el tiempo que se les dé a los niños para que vean bien los dibujos; así es cómo van aprendiendo pistas del cuento que van leyendo.
El ambiente de familiaridad que se va desarrollando en los niños cuando se comparten cuentos con adultos que se preocupan por ellos es el mejor regalo que las familias y quienes cuidan de los niños, pueden ofrecerles a los niños, ayudándolos a emprender un excitante viaje en la carrera de su aprendizaje.

La información en esta publicación es de dominio público y puede reproducirse sin permiso.

11 comentarios:

mamá de un bebote dijo...

Qué entrada más interesante AVM-SM. Mi bebote hace mañana 16 meses, y no le llaman mucho la atención los dibujos de los textos, le gustan los libro de niños ilustrados con muchas fotos reales, y yo le pregunto: dónde está el chupete (por ejemplo) y él lo busca e identifica, pero todavía no le he visto yo que le enrollen los dibujos más infantiles,tiempo al tiempo supongo...

Anónimo dijo...

A mi me encanta compartir estos ratitos con los peques

Destino

siempre mamá dijo...

Bienvenida mamá de un bebote, espero que sigamos hablando mucho tiempo. Bueno por experiencia te digo que al final acabará gustándole la Casa de Mickey Mouse y Pocoyo je je Sólo espero que no te pase como a mi que acabé aborreciendo a los teletubbies

Gracias destino

Un abrazo

Sandra dijo...

He conocido tu blog desde el blog de Ana "Creciendo con David" esta primera entrada que he leído me ha encantado. Para mí la lectura, después de mis hijos, es mi gran pasión y con ellos leemos muchísimos libros a lo largo del día.

siempre mamá dijo...

Gracias Sandra, me encanta tenerte por aqui, veo que compartimos muchas cosas, quiero dedicar más entradas a este tema porque me parece apasionante.

Bienvenida!!!

Eva dijo...

eNCANTADA DE CONOCERTE ES LA 1º VEZ QUE LEO UNA ENTRADA TUYA Y ME A GUSTADO MUCHO!!!!! YO RECONOZCO QUE NO E SIDO MUY LECTORA PERO MI PEQEÑA ANGELA ES UNA DE SUS GRANDES PASIONES CUEALQUIER MOMENTO QUE TIENE LIBRE SE SIENTA A LEER....PUEDO DECIR QUE A SUS 6 AÑOS LEE PERFECTAMENTE Y A MI ME ESTA SIRVIENDO PARA SENTARME A LEER CON ELLA PUEDO DECIR QUE ES UNA DE LAS TANATS COSAS QUE ESTOY APRENDIENDO DE ELLA EL DEDICAR UN RATITO A LECTURA!!!!

siempre mamá dijo...

Bueno Eva, eso es genial, la verdad es que nuestros hijos nos enseñan muchas cosas

Bienvenida y gracias

Anónimo dijo...

Pero que entrada tan bonita y tan completa has escrito Ana, la mamá que diga que no sabe del tema después de haber leído esto ¡miente como una bellaca!, ja,ja. En serio me encanta. Besos. Pepi.

Cartafol dijo...

A mi me encanta leer y mi hija dice: "mamá estas todo el día leyendo"...me encantaría que a ellas les gustara leer tanto como a mi, de momento, leemos cuentos y a ellas les gusta mucho verlos, la mayor comienza a leerlos, pero tampoco quiero forzarla a estar leyendo todo el rato, pero cada día si lee un poco.

siempre mamá dijo...

Yo creo que ellos leeran porque nosotros lo hacemos, si ya lo hacen es una buena señal :)

siempre mamá dijo...

Gracias Pepi por tus palabras, te echaba de menos :)

Publicar un comentario