lunes, 28 de marzo de 2011

EL CAMBIO DE HORA

Este fin de semana cambiamos el horario en España. Entramos en el "tiempo" de verano. Así que a las 2h del domingo eran las 3h. Según parece esta idea del cambio de hora se la debemos a Benjamin Franklin, quien en 1784 lo propuso como medidas para el ahorro energético. En cambio en Genciencia lo atribuyen a William Willet hacia 1916.
No se si el cambio de hora sirve para ahorrar energía o no, lo que si se es que es un verdadero fastidio para la rutina de mis peques y también se que pasaran días hasta que la cosa se normalice. Mi hijo mayor no entendía porqué se perdía una hora y las peques pobres anoche no se dormían y hoy no podían ni levantarse. Si lo sufrimos los adultos (yo estoy fatal), los peques ....

Yo la única ventaja que veo es que hay más horas de sol para disfrutar en el parque conforme se acerca el buen tiempo ¿Y vosotros?


He leído este interesante artículo sobre el tema que espero os guste, yo personalmente no se cómo se pueden adaptar gradualmente teniendo el lunes cole :(

El cambio de hora y sus efectos en la salud


Puede provocar algunas alteraciones del sueño, irrotación y distemia. En algunos países se acostumbra a cambiar el horario adelantando o atrasando la hora con el objetivo de ahorrar energía o bien para modificar el horario por la entrada de un nuevo periodo estacional.
También un individuo se ve sometido a cambios de horario cuando viaja de un continente a otro, lo cual produce una perturbación en la regulación de sus ciclos biológicos. Este síndrome se conoce como "jet lag" o síndrome de los husos horarios.

Las alteraciones biológicas que produce un cambio de horario no llegan a incidir significativamente en las estadísticas ni constituyen enfermedades, no obstante pueden afectar la salud de adultos y niños, al producir alteraciones del sueño, irritación y distimia (un tipo de trastorno afectivo o del estado de ánimo).

Estas alteraciones dependen de los órganos y sistemas que estén más activos en el proceso de adaptación.

• En el sistema nervioso central, puede presentarse somnolencia, irritabilidad, dificultades en la atención, la concentración y la memoria.

• Malestar general • Fatiga, baja en el rendimiento o menor productividad
• Cambios en el estado de ánimo, depresión.
• Trastornos digestivos, aumento de secreción del jugo gástrico, disminución diurna y aumento nocturno del apetito.
• Aumento de molestias psicosomáticas

Los cambios de hora afectan especialmente a quienes poseen una estructura poco flexible en lo biológico y en lo psicoemocional, y también a quienes están sujetos a realizar actividades en horarios rígidos.

Los expertos señalan que el cambio de hora modifica el ciclo de la vigilia y también lo hace el sistema hormonal. Es debido a que el ritmo circadiano cambia, que se producen ciertos trastornos de tipo transitorio que pueden provocar algunos accidentes.

A los adultos les toma alrededor de 3 días adaptarse a estos cambios de hora, tiempo en el que existe una mayor predisposición a cometer errores, según explican los expertos.

Los niños suelen adaptarse con mayor facilidad al cambio de horario, aunque pueden manifestar mayor irritabilidad y presentar más somnolencia los primeros días.

Por su parte las personas enfermas o que padecen algún tipo de trastorno como insomnio, alteraciones del ritmo circadiano o del nivel hormonal, debido por ejemplo al tratamiento con corticoides, pueden sufrir mareos y alteraciones del estado de ánimo que pueden durar hasta una semana, puesto que el sistema hormonal no se ha adaptado aún.

Los expertos aconsejan iniciar cambios progresivos una semana antes del cambio del horario, para evitar o disminuir las consecuencias que éste pueda tener. Por ejemplo se recomienda adelantar todas las actividades diez minutos cada día, como el tiempo que se dedica a la comida, al paseo, etc., para readaptar así al organismo poco a poco.

Por su parte para quienes viajan grandes distancias a través de varias regiones horarias, hacer ejercicio intenso temprano en la mañana el primer día luego de un desfase horario, puede acelerar la adaptación al nuevo horario, incluso mejor que los tratamientos de luz o de melatonina (wikipedia)



5 comentarios:

Sandra dijo...

En el caso de mis hijos, yo pensaba que no se adaptarían y me han sorprendido porque ayer domingo sí que durmieron con la hora anterior pero hoy ya han normalizado la situación. A mi aun me tiene un poco loca y nunca me ha gustado estos cambios de horarios.

Albertina dijo...

Pues a mi niña la trae que no sabe ni dónde está, pobre, espero que se adapte pronto, porque menuda nochecita...

siempre mamá dijo...

Sandra, es que los niños se adaptan a todo, son unos campeones. Nosotras a base de café, qué se la va a hacer

Albertina, a las mías les pasa igual, esta noche no hemos pegado ojo, espero que pase pronto

GRACIAS POR COMENTAR

Cartafol dijo...

A nosotros no nos ha molestado el cambio, las niñas, y yo,jajaja, hemos dormido una hora más ayer por la mañana, bueno hemos dormido igual pero nos hemos levantado una hora más tarde...luego de noche, nos dormimos igual que siempre, y hoy hemos empezado la rutina semana como siempre.Lo notaremos para acostarnos, mas adelante, porque al ser tan de día las niñas no querrán acostarse aún, pero poco queda ya para el verano!!

siempre mamá dijo...

Catarfol, eso es adaptarse y lo demás son tonterías, di que si je je, a disfrutar, me gusta tu optimismo, va quedando poco para el verano y este es el primer síntoma si que si

Publicar un comentario