lunes, 28 de febrero de 2011

ESTRATEGIA PARA VENCER A LOS MONSTRUOS

C. es una niña muy valiente de cinco años, morena, de grandes ojos verdes y una imaginación desbordante que camina por la vida de puntillas pero con paso firme, como las bailarinas y las princesas.
Es radiante, alegre y muy guapa, aunque ella a veces no se lo crea, y siempre lleva consigo sus lápices de colores y sus folios, no vaya a ser que alguna maravillosa idea le venga  a la mente y no tenga  a mano algo con que plasmarlo. A diario improvisa cientos de dibujos y proyectos que va dejando a su paso como un hermoso rastro de creatividad sin límites. Es  alegre y tímida a la vez, y cuando tiene confianza te transmite su pasión por crear y su conversación  te arranca irremediablemente una sonrisa.

Es amante del día porque la noche le obliga a descansar y dejar su actividad y eso no le gusta nada, además es en esos momentos cuando su imaginación desbordante llena de invisibles enemigos su cuarto que a veces dan miedo.

Por eso y para evitar, al menos en lo posible, alguna llamada  nocturna yo me inventé un sistema que al menos a nosotras nos funciona.

Buscamos un oso grande y blanco al que poder abrazarse y por la noche y lo bautizamos “OSO VALIENTE” porque es el que le protege por la noche, junto a él nada le puede  pasar, aunque esté solita en la habitación o se vaya a pasar la noche a casa de los abuelos...:)

Una vez que pudimos comprobar el éxito de este aliado nocturno, decidimos que un burrito fuera su “GUARDIAN DE LAS PESADILLAS”  y también funcionó.

Y es que conocer a nuestros hijos y la imaginación, son a veces los mejores aliados para una mamá.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo les decía a mis hijos que cerrasen muy fuerte los ojos, luego les preguntaba ¿que ves?, ellos me contestaban "nada", "pues si no hay nada, nada te puede asustar". Solía funcionar, ahora me gustaría encontrar otra formula, para que la vida no les asustase, allanarles el camino, pero ya no puedo. Así que las mamás que los tengáis pequeñitos, aprovechaos todo lo que podáis. Pepi.

Anónimo dijo...

Es precioso Pepi, ¡Qué buena idea! Lo utilizaré je je, ahora de mayores sólo diles que repiren y tiren hacia delante con una sonrisa, como hace su madre

Un abrazo

Ana

Paula dijo...

Tomo nota de los truquillos para cuando me hagan falta.
Gracias mamis

Publicar un comentario