viernes, 7 de octubre de 2011

LOS "SENTIDOS DEL AMOR" LA LACTANCIA


Como contribución a la semana de la lactancia os dejo la entrada que publiqué en abril sobre este tema, creo que no podría mejorarlo porque me salió del alma

Este es un post algo difícil de escribir y es que parte el alma recordar aquellos momentos tan duros, pero creo que también es hermoso contarlo, porque es otra visión de lo que la lactancia ha significado para mi. Y es que si con mis tres niños ha sido una experiencia maravillosa, con mi peque ha sido más especial si cabe. La razón es sencilla, durante dos meses en los que sus ojitos estuvieron privados de visión, aprendimos a conocernos con los otros sentidos. Se que antes de saber si su mami era morena, rubia , guapa o fea supo cuál era mi olor mientras mamaba, conoció mi tacto al acariciarla y reconoció mi voz cuando le cantaba. Antes de que sus ojos  pudieran verme ya nos amábamos profunda y sinceramente y fueron esos momentos compartidos en la lactancia los que ahora recuerdo con más amor.

A los dos meses, después de operarla, comenzó a verme, aún recuerdo con un escalofrío cuando sus ojos se posaron en los mios por primera vez fijos y me sonrió. Pero aún sin verme sabía que era yo su mamá.  

19 comentarios:

Virgini@ dijo...

K precioso relato !!!
No tenía ni idea, si no es ninguna imprudencia, k probema tuvo ???

siempre mamá dijo...

No Virginia, claro que no guapa, ya he hablado alguna vez y lo seguiré haciendo en el blog para que se conozca el problema porque es muy importante la detección precoz. Mi peque nació con cataratas congénitas bilaterales,son unas manchitas blancas en el cristalino, en su caso eran densas y no le pasaba la luz por lo tanto hasta que se las quitaron con dos meses apenas veía. Ahora está fenomenal, ni siquiera se le nota que tenga algun problema en la vista salvo por el hecho de que lleva lentillas (ya escribiré un post sobre el tema porque se que es raro un bebé con lentillas)Un abrazo y gracias por interesarte :)

Sandra dijo...

Conmovedor. Le diste a tu pequeño el mejor regalo que podías. Y aunque no te viera, sabia, por supuesto, quien eras. Enhorabuena mamá

siempre mamá dijo...

Sandra, gracias, intenté darle lo mejor de mi, amor para crecer y fuerza para poder con la operación y con todo. No hay mejor regalo que una fuente de amor, alimento y defensas :)

Albertina dijo...

Qué emocionante...

Cartafol dijo...

Me has puesto la carne de gallina!, me alegro de que todo fuera para bien!

mamá de un bebote dijo...

Ay linda, se me han saltado las lágrimas, de verdad, qué preciosidad has escrito hoy...Gracias!!

siempre mamá dijo...

Albertina, muchas gracias por compartir mi emoción :)

Cartafol, era algo que quería contar y que me sale de dentro, gracias por estar ahí :)

Mamá de un bebote, a mi también se me saltan las lágrimas cada vez que lo recuerdo pero ahora la veo tan feliz y tan bien, que lloro pero de emoción :)

GRACIAS CHICAS!!!!

LA TETA REINA dijo...

Llevo un rato con la piel de gallina!

Que bonito lo que has contado. Me ha emocionado mucho.

Y que unión tan fuerte entre vosotros. Precioso!

siempre mamá dijo...

La teta reina, gracias por tus preciosas palabras :)

Maria dijo...

Me ha emocionado muchísimo lo que has escrito, que conexión tan profunda. Que bonito...

siempre mamá dijo...

Gracias Maria, muchas gracias por tus palabras, me alegro de que te guste :)

Virgini@ dijo...

Muchisimas gracias wapísima !!!
Un besazo para tu niña :D

Paula dijo...

Por supuesto que lo sabía.
Sabía que eras su mamá porque durante nueve meses escuchó tu voz desde dentro de ti.
Porque notaba tu aroma inconfundible a mamá (las mamás huelen distinto, a una mezcla de flores, leche y sonrisas)
Te conocía por el calorcito que sentía cuando la tenías en tus brazos. Por lo mulliditos que eran tus besos.
Por el sabor de esa leche estupenda que le dabas.
Esa mamá valiente que un día vio algo extraño en los ojos de su bebé, que la llevó al pediatra, se informó, se interesó, que sufrió en silencio en la fría e incierta sala de espera de un hospital, y que inició así el camino para que, además, su bebé pudiese conocerla con la vista, y corroborar que era exactamente tan guapa y tan extraordinaria como la había sentido.

Un beso y sigue emocionandonos de esta forma.

Avecesmujersiempremama dijo...

¡Qué precioso regalo Paula! Muchísimas gracias, aún estoy con la lagrimilla, un abrazo

mama de parrulin dijo...

Es precioso! Me ha encantado tu relato, realmente emocionante.
Me ha encantado también la respuesta de Paula "una mamá huele a una mezcla de flores, leche y sonrisas"
Es increible cómo nos conocen cuando nacen. Nueve meses de amor es mucho tiempo!
Un beso guapa!

siempre mamá dijo...

mama de parrulin, muchas gracias guapa, Paula es la caña y también tiene blog :)
Si nueve meses es mucho, mucho :)

Carol dijo...

Qué bonito!
Me has emocionado...
Un besazo

Yaneth dijo...

Que lindas palabras, me has emocionado mucho. Disfruta de tu linda familia.

Publicar un comentario