jueves, 17 de febrero de 2011

Ojala hubiera elegido chupete !!!

El caso es que he tenido tres hijos y los tres han sido completamente diferentes en este sentido, será porque en la variedad está el gusto. El primero no quiso chupete, y me costó muchísimo que durmiera una noche entera, en concreto nueve meses con ojeras su padre, él y yo, hasta el punto que la pediatra me recomendó utilizar el famoso “Duérmete Niño” que yo utilicé a mi manera …es decir, cogiendo lo que me interesaba y rechazando lo que no. El caso es que él no quería ni chupete ni dedo, ni mano, ni nada, uno de esos raros casos en que el niño se duerme sin ningún tipo de consuelo externo.
Con la segunda que fue una santa, no lo dudé ni un momento, chupete, y el caso es que era tan buena que a los quince días ya dormía toda la noche y yo preocupada …Las madres tenemos eso, que nos preocupamos por todo …La pediatra que conocía mis desvelos con el mayor, me dijo, es una niña sana, que se alimenta bien y crece perfectamente (mi niña siempre ha estado en el percentil 90) no hace falta que se despierte, déjala que duerma. MI pediatra es una santa y me comprende perfectamente, ¡Lo que me habrá ayudado esta mujer! En fin, que a los dieciocho meses “pajaroto” (un personaje de los dibujos Pocoyo) se llevó el chupe y allí se acabó, dos   noches malas y a dormir sin chupe, aunque conozco casos con tres años o más que no hay manera …
Y con la tercera yo que me creía una experta me dije, chupe al canto, pero mi niña pequeña que tiene una personalidad que para mi la quisiera, se negó en redondo y ni las enfermeras consiguieron en los cinco días que estuvo ingresada que lo cogiera, ni yo, ni mi sobrina que la cuidaba tampoco, el caso es que ella se duerme con dos dedos de una mano en la boca y la otra mano en la oreja, ya tiene quince meses y ya empiezo a pensar ¿Cómo voy a conseguir que deje ese vicio? Me parece muy, muy complicado …

7 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que mi tita tiene muchos dotes, tanto en su trabajo como abogada, como en escritora, es muy inteligente y a ella le debo la paciencia que ha tenido y tiene conmigo y el cariño cuando mi abuelo ha faltado ( a parte de mi abuela, madre y demas familia)
Sigue asi tita que vales mucho.
TU SOBRINO ALEX

Paula dijo...

Dale tiempo, todavía es muy pequeñita.

siempre mamá dijo...

Gracias guapo

Ya se Paula, si no se lo voy a quitar ya, pero es que no tengo ni idea de cómo se puede quitar ese vicio en el futuro, me paree muy complicado

Anónimo dijo...

Mi hijo pequeño cuando era chico, tenía la costumbre de cruzar el pulgar, entre el índice y el corazón, así como formando una crucecita y cuando voy a despertarlo, me encuentro que aún lo hace y va por los 25. Y Diana ni te cuento, a los seis años los Reyes Magos, se llevaron el biberon del agua (su amago de chupete), porque si no no traían juguetes. Paciencia amiga. Besos. Pepi.

Chlöe dijo...

Me meo con Ali... es original la jodía hasta para eso... mujer, dale tiempo... ya verás que termina dejando el vicio...

marta dijo...

Hola. Acabo de descubrir tu blog.. también yo tengo uno. Lo mio también son 3, pero niños los 3 y me pasó como a ti. El mayor, sin chupe y hasta los 2 años sin dormir del tirón. El segundo con su chupe y toda la noche del tirón... (es que eso es lo normal! me decía mi pediatra, claro, yo a cuadros). Y este ultimo, con sus tres mesecitos, solo acepta el chupe con una gotita de aerored (para los gasecitos)... anda que no es listo ni ná. Pero dormir toda la noche.. nanai..

Anónimo dijo...

yo tengo 12 hijos, todos unos cabrones...

Publicar un comentario