jueves, 14 de julio de 2011

LAS EXTRAÑAS HABILIDADES DEL MONTÓN DE LA PLANCHA

Tengo la extraña sensación de que hay una confabulación en mi contra y de que el montón de la ropa para planchar tiene vida propia...
Comienzo una semana de calor con un propósito en la mente, llegar al fondo del montón de la plancha, convencida del hecho más que probable que allá debe de haber algún conjunto, camiseta o pantalón  que ya ha pasado a la categoría de "vintage". No puede ser tan complicado, me digo, ilusa de mí...
La semana parece propicia, mi peque está malucha y en esa condiciones decido no sacarla por miedo a que empeore, ante mi se extienden tardes enteras de plancha armada con una lata de coca cola y un pelín de aire acondicionado, que tampoco hay que exagerar por eso de los catarros veraniegos.
Conclusión, después de tres jornadas interminables de plancha, de organizar ropa en armarios, de recolocar los cestos en busca de alguna prenda olvidada, el montón sigue creciendo y creciendo...Creo firmemente que es un organismo vivo que se alimenta de mi desesperación
Tengo miedo de llegar esta tarde a casa y encontrarle en la puerta mirándome con cara de satifacción,
Finalmente creo que me ha vencido.


16 comentarios:

Maria dijo...

Jajajaj jajajaj, no mujer!!! Es que se revela y vuelve a la vida pero seguro que algún día lo consigues... UUUffff yo tengo la suerte de q mi madre me echa una mano con ella, porque a mi ritmo puedo tardar horas y horas jajajaj

Yo y mis mini yos dijo...

jajaja!!! que miedo la plancha!! en mi casa se planchan EXCLUSIVAMENTE las camisas (fundamentalmente las de mi marido) y ademas lo hace nuestro hombre de la limpieza (si, si, es un hombre!), le dedica una hora a la semana, y listo!! ;-)

Inma dijo...

Yo antes planchaba hasta los calzoncillos y las bragas...¡y no es broma! Ahora planchamos principalmente las camisas de mi chico y poca cosa más... ¡se acumula hasta que por narices hay que planchar!jeje
Plancha, dichosa plancha.

Madi dijo...

JAjaja, jo, yo he llegado a tener ocho lavadoras para planchar...es lo que tienen los exámenes. Ahora, con lavadora rota, la ropa sucia se descojona y crece, el sábado que llega la nueva me voy a cagar!

Por cierto, pásate por el blog, que tienes un prremio!

Sandra dijo...

jajajjaa!!!! animos guapa

La chica de las flores. dijo...

Jajaja!! muy buena reflexión.

Yo plancho casi todo, hasta las toallas, y siempre hago el firme propósito de planchar cada colada, pero cuando me pongo y de repente aparece un pantalón cargo o un vestido pequeñín de volantes, me colapso y doy paron. Así que para el día siguiente ya hay atrasos... creo que pocas veces en la vida he dejado el montón a cero.

Besicos!!!

Cartafol dijo...

Creo que ya es conocido que mi ropa me la plancha mi abuela, bueno la mia y la de casa de mi madre...es una bendición y una suerte!!

Annie74 dijo...

jajaja.. me he sentido indentificada con esta entrada?? no.. lo siguiente¡¡
Que gran verdad¡ Odio tener que poner lavadoras, casi todo acaba pasando por la plancha¡

mamá de un bebote dijo...

jaaaaa qué bueno...un organismo vivo que se alimenta de nustra desesperación...
qué tarea más tediosa....sudando la gota gorda...
Espero que la chiquitina mejore pronto....están ahora todos igual yo creo que es de los cambios de temperatura...

Rachel dijo...

muy bueno jejeje... la verdad es que jamas se llega al final, siempre queda algo en el fondo del cesto, asi que ANIMO!!!!!
UN BESO

♥Quiero ser mami♥ dijo...

jajajjajaja.... Yo ODIO!!! planchar. Y nuestra ropa casi todas no se planchan!... Aqui antes venia un sra a limpiar y planchar, pero la sra no vino mas, asi q nos toca a nosotros limpiar y plachar, Pero yo lo que hago es que cuando saco la ropa de la secadora, las doblo o las guindo en el momento. porque de la secadora salen como planchadas. Y si se da el caso de que algun pantalon, camisa o blusa nesecita plancharse, la meto en la secadora uno o 2 min y sale calientica y planchadita jejejjeeje.

porfinyomisma dijo...

yo tengo en el fondo del cesto ropa de invierno!!! Le he dicho a mi marido que me ponga un billetito de 50 (o dos) en el fondo, como aliciente!!

WHERE IS MY BABY FROM? dijo...

jajajjaja!!
Curiosamente nosotros también nos pusimos manos a la obra con el montón de ropa el otro día... pero ya estamos en la misma, creo que al final hay que aceptarlo como un miembro más de la familia :)

Seco dijo...

jajaja...vas a tener que empezar a comprar ropa que no se planche! Porque en verano, planchar es la muerte!!

Mujer y Mamá dijo...

jajaja, pero no queda otra, a veces hay que usarla.
Aunque yo hago como Quiero ser mami, desde que tengo la secadora (que es muy poco), doblo y guardo la ropa en seguida, achicas como en 1/4 lo que va a la plancha.
Saludos.

siempre mamá dijo...

Gracias a todos/as, me alegro de sacaros una sonrisa, ah y aplicaré vuestros truquillos, besetes :)

Publicar un comentario en la entrada