martes, 3 de mayo de 2011

¿POR QUÉ SOMOS TAN PASIVOS/AS? FÁBULA DE LA RANA HERVIDA

A raíz de las últimas declaraciones de "nuestro ministro" he retomado una entrada que publiqué hace algún tiempo, sigo pensando lo mismo, los paralelismos son obvios

"El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha asegurado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que para alcanzar la conciliación entre la vida laboral y personal en España, "todos" los niños deben estar escolarizados "inmediatamente" después de nacer. "Si tuviera que elegir una sola medida por encima de todas las demás para estimular la igualdad y, al mismo tiempo, la eficiencia de una economía, la capacidad, la producción y la riqueza a medio y largo plazo, esa sería que todos los chicos pudieran estar escolarizados inmediatamente después de su nacimiento"

Me acordé de esta  fábula a raíz de unos sucesos que han ocurrido últimamente. Reflexionando largamente sobre ello, me he dado cuenta de lo acostumbrados que estamos a que pasen cosas a nuestro alrededor que no nos gustan y no hagamos nada para cambiarlas. No entiendo la falta de transparencia y de comunicación. No comprendo el miedo a que la gente pueda expresarse, la falta de reacción ante hechos graves. No puedo soportar que se victimice aún más a las víctimas  sobre todo si son niños ¿Qué nos pasa en esta sociedad? ¿Dónde está la democracia por la que tanto se ha luchado? ¿Es que vamos a ser capaces de tragar con todo sin mover un solo dedo para cambiar las cosas???

"Imaginen una cazuela llena de agua, en cuyo interior nada tranquilamente una rana. Se está calentando la cazuela a fuego lento. Al cabo de un rato el agua está tibia. A la rana esto le parece agradable, y sigue nadando. La temperatura empieza a subir. Ahora el agua está caliente. Un poco más de lo que suele gustarle a la rana. Pero ella no se inquieta y además el calor siempre le produce algo de fatiga y somnolencia. Ahora el agua está caliente de verdad. A la rana empieza a parecerle desagradable. Lo malo es que se encuentra sin fuerzas, así que se limita a aguantar y no hace nada más. Así, la temperatura del agua sigue subiendo poco a poco, nunca de una manera acelerada, hasta el momento en que la rana acaba hervida y muere sin haber realizado el menor esfuerzo para salir de la cazuela.
Si la hubiéramos sumergido de golpe en un recipiente con el agua a cincuenta grados, ella se habría puesto a salvo de un enérgico salto".
“Es un experimento rico en enseñanzas, dice el autor. Nos demuestra que un deterioro, si es muy lento, pasa inadvertido y la mayoría de las veces no suscita reacción, ni oposición, ni rebeldía”.

Olivier Clerc, especialista en bienestar y desarrollo personal nacido en Ginebra y afincado hoy en Borgoña, escribió en el año 2005 un libro titulado “La rana que no sabía que estaba hervida… y otras lecciones de vida”. En la introducción dice el autor que “todo es lenguaje, que todo nos habla”. Entre las historias que plantea una lleva el título del libro. Y a ella me voy a referir. Parece ser que esta alegoría fue propuesta por primera vez en el libro de Marty Rubin “The boiled Frog Syndrome”, publicado en 1987.




12 comentarios:

mamá de un bebote dijo...

Esa propuesta canallesca estoy segura de que no va a prosperar...No se si te has pasado por el blog de ana de creciendo de David, también sentía impotencia por la falta de movilización, en facebook solo había 500 seguidores...y sin embargo para cualquier tontada de un famoso la gente parece que se vuelve loca...una pena...

Chlöe dijo...

Yo, simplemente, no lo entiendo...

Sandra dijo...

Una muy buena analogía el cuento de la rana. Gracias por compartilo

siempre mamá dijo...

Mamá de un bebote, si y he compartido lo de facebook, ya iban por 800

Clöe, ni yo

Sandra, gracias a ti

Annie74 dijo...

Esto es imposible... no sabe lo que dice este hombre¡¡
Espero que rectifique ademas muy en breve... Escolarizados desde 0 a 3?? ¿es padre este hombre?? Mas bien sera abuelo.. el otro dia me indigne yo en mi trabajo, escuchando a un compañero mayorcete, criticaba que el jamas habia faltado un dia para llevar a su hijo al medico.. como que las mujeres lo haciamos.. No te jooo..e¡¡¡ Seguro que tu mujer esta en casa y puede llevarle. Cuando trabajamos los dos en la familia?? Pues igual le puede llevar un padre que una madre noo??
bueno me he ido del tema.
Muy buena la fabula.

Adriana dijo...

Muy acertada la anología con el cuento. El que seamos tan pasivos sólo nos dice que las estrategias de los que gobiernan están funcionando, para eso quieren que les entreguemos a nuestos hijos nada más nazcan, así se aseguran de entrenarlos para una sociedad sin voluntad ni convicciones. Soy mexicana, y aunque esas declaraciones no fueron dadas en mí país sé que aquí también vamos por ese camino. Por eso me llega.
Saludos.

Maria dijo...

No había leído nunca la fábula esa pero viene perfecta para este caso, perdón por la expresión y si crees conveniente borra el comentario pero nos la están metiendo con vaselina. Y que nadie en la esfera política, ni la oposición nimios propios compañeros de gobierno/partido digan nada? Nadie dice nada? Ni se llevan las manos a la cabeza ni exigen una rectificación... En fin, apesta. Un besazo guapa

Paula dijo...

Creo que el mundo es una enorme sopa de ranas

siempre mamá dijo...

Annie, tienes razón es alucinante y lo que comentas también es cierto, parece que todavía ha tareas de hombres y de mujeres, hay muchos machismo en espana aunque nos parezca mentira

Adriana, muy buen análisis de la fábula, por desgracia así es, si nos engañan porco a poco parece que no somos capaces de reaccionar

Marçia, nunca borraría un comentario y menos este, si tienes toda la razón, totalmente de acuerdo

Paula, enorme verdad

Un abrazo y gracias por comentar :)

Carol dijo...

Aunque lógicamente me han molestado tales declaraciones, pienso que es una tontería más de las que dicen nuestros políticos pero que no se va a llevar a cabo. Eso quiero pensar, quizás sea la manera que tengo de sobrellevar tales memeces.
Pero tienes razón, no hacemos nada, sólo quejarnos.
Me ha gustado mucho la fábula de la rana.

adherir dijo...

Maravillosa carta!! Somos muchas personas que sabemos que los bebés deben estar con sus padres durante, qué menos que el primer año. Esto es imprescindible para un desarrollo sano a todos los niveles de la persona. Yo soy madre, psicopedagoga y maestra, y siento la necesidad de luchar por conseguir que esto sea realidad, pero al mismo tiempo me siento muy impotente de ver la indefensión a la que están condenados nuestros bebés en esta sociedad. Estoy proponiendo que creemos una Asamblea o un grupo de trabajo dentro del moviento 15M para dar difusión a este tema y exigir cambios urgentes en la política social. ¿Qué os parece?

Shirma Ortiz dijo...

Hola, soy de Ecuador, y he creado una petición en esta página http://chn.ge/16ABmKo, para que se incluya la Conciliación Familiar-Laboral en el Código Laboral, por favor, pueden leerla, y ayúdenme firmando y difundiendo, en Ecuador, solo tenemos 12 semanas de permiso de maternidad, y un año de licencia por lactancia (2 horas diarias), y como madres, sabemos que esto es terriblemente insuficiente.

Publicar un comentario