jueves, 14 de abril de 2011

MI PEQUE LLEVA LENTILLAS

A los diez días de nacer llevé a mi peque a la pediatra porque le notaba unas manchas blancas en las pupilas que no desaparecían, eran cataratas. Las cataratas en los bebés no son como en los adultos porque cuando una persona mayor las tiene se le quitan y ya está. En el caso de los bebés no es así, por una razón y es que los peques tienen que "aprender a ver" (el cerebro tiene que aprender a interpretar los estímulos que le vienen del exterior, a procesar la información que le trasladan los ojos). La catarata impide que entre la luz e impide que el cerebro aprenda a ver. 
La operación de los bebés con catarata consiste en quitarle el cristalino que es donde se localiza la catarata. El cristalino es una lente que tenemos los humanos, una maravilla de la ingeniería humana como tantas, que permite entre otras cosas filtrar la luz del sol para que no nos perjudique en exceso, enfocar, ...El caso es que cuando a un bebé le quitan el cristalino, necesita una lente que haga en la medida de lo posible esta función y entonces se le ponen gafas o lentillas o LIO (lente intraocular como la de lo adultos).
En el caso de mi peque (las opiniones de los oftalmólogos difieren en este sentido) decidieron que su mejor opción eran las lentillas. Asi que desde los tres meses mi princesita las lleva.
Bueno os podeis imaginar que no es fácil que un bebé las lleve, tuvimos que estar dos semanas mi marido y yo con una optometrista para aprender a ponerlas. En nuestro caso se las ponemos por la mañana y se las quitamos por la noche para que el ojito descanse. Suele perderlas bastante a menudo porque claro es un bebé y se toca, llora, en fin. Hemos pasado épocas malísimas de perder hasta ocho en un mes y esto además de un gran coste económico es un desgaste mental importante. La primera la perdió a los tres meses a las dos horas de ponérsela. 
No obstante, estamos muy contentos con su evolución, las ha tolerado muy desde el principio y ha tenido muy pocas conjuntivitis, que es nuestro gran mal unido a otras complicaciones que pueden ir asociadas a las cataratas como el aumento de la tensión ocular.
Yo tampoco conocía antes ni sabía que pudiera haber bebés con lentillas pero los hay.
Desde los tres meses la llevamos a estimulación visual que ya os contaré en que consiste y a día de hoy es un bebé completamente normal, salvo por el hecho de que la pobre aún llora cuando se las ponemos o se las quitamos porque es un incordio claro.

Bueno por si os interesa os dejo un video  de un bebé al que le están poniendo lentillas. En la foto de arriba podeis ver el ojo de mi gordi antes de quitarle la catarata que es esa manchita blanca que se aprecia en el interior.


21 comentarios:

mamá de un bebote dijo...

Nena, me da una ternura leerte que no veas..., menudos campeones tú y tu chico, en su día un bebé tan chiquitín con 3 meses y vosotros aprendiendo a ponerle lentillas y encima con otros dos cachorros a los que atender, y encima toda la preocupación que en su día pasaríais...
Me alegro mucho de que ahora lo tengáis todo más bajo control, pero de verdad que eres una campeona, te lo digo de corazón.

mama de parrulin dijo...

Hay cosas de niños que hasta que no te ocurre ni las sabías. Hoy hemos aprendido algo nuevo. Gracias por contarlo, guapa.
Menos mal que te diste cuenta y actuaste muy rápido, menos mal que encontraste personal competente. Imagino qué angustia la operación tan bebé.
Eres una gran madre!
Te mando un gran abrazo!

Albertina dijo...

Qué bien lo explicas!!

madre mía, me imagino la angustia, menos mal que lo viste rápido y os atendieron rápido también!!

Un abrazo!!

irene dijo...

Que pasada!! No tenia ni idea de que pudiera ocurrir esto, por lo menos te diste cuenta pronto y asi encontrasteis la solución. Lo que se aprende leyendo blogs... gracias por contarnoslo.

siempre mamá dijo...

Mamá de un bebote, gracias guapa, lo cuento porque me hace sentir mejor, porque el otro día lo hablaba con mi madre recordando el agobio cuando perdió la primera lentilla y ahora al verla tan bien un año después,y ver que ahora somos capaces de ponerlas y quitarlas solos, la verdad es que ha sido un año muy duro pero los frutos son estupendos

Mamá de parrulin, la operación fue una de las peores experiencias de mi vida, la hora y media más larga, no me cai redonda al suelo de milagro

Albertina, si menos mal, porque en estos caso la recuperación depende en gran parte de una detección precoz

Irene, me alegro porque así si alguien conoce a alguien ... ya se le puede ayudar y eso es muy importante

Maria dijo...

Muchisimas gracias por explicarlo así de bien, no tenía ni idea de ello y he aprendido mucho. Me alegro de que la peque se haya adaptado bien a las lentillas y que vosotros seais tan constantes y dedicados a que así sea, digno de admiración. Un besito y gracias

siempre mamá dijo...

María, gracias guapa, ha sido duro pero ha merecido la pena :)

tersina dijo...

Os admiro, de verdad, porque tiene que ser dificil para todos,para ustedes,para la peque.......pero sois unos peazos de padres,geniales,ya lo teneis más que controlado.
Un beso!!!

LA TETA REINA dijo...

Mira que desde que lo comentaste el otro día me viene muchas veces a la cabeza.
Esos 3 meses de unión a tí supliendo el sentido de la vista con el sentido de... llamemosle la teta. Ay! se me pone la piel de gallina.

Y vaya aguante y paciencia que teneis que tener todos.
Porque aunque los de las lentillas sea una ayuda, tener que batallar todos los días para poner y quitar, agota a cualquiera.

Y las lentillas, hasta cuando tiene que llevarlas?. No hay posibilidad de una nueva operación?

Un besazo

Supermama dijo...

No sabia que podia darse esto, menuda paciencia estais teniendo...pero lo importante es que se ponga bien.
Gracias por explicarlo tan bien!

Eva dijo...

Uy no lo había leído esto nunca,todos los días se aprende algo nuevo.....
Espero que se recupere pronto a mi lo de los ojos me pone un pelín nerviosa....

Annie74 dijo...

Gracias por compartir todo esto con nosotras, nos encanta leerte. Debe ser muy duro, pero seguro que todo se olvida con escuchar la risa de tu peke.
Mucho animo para seguir así¡

http://lascosasdemipitufo.blogspot.com/

siempre mamá dijo...

Tersina, gracias, intentamos hacer lo mejor para ella, es difícil pero el mérito lo tiene ella :)
La teta, es una lucha si porque ella se resiste un montón, en principio tiene que llevarlas hasta que el ojo alcance el tamaño de un adulto, sobre los siete u ocho años, entonces le ponen una intraocular con la graduación que necesite y ya está. Hasta entonces hay que trabajar con ella para que tenga la mejor vista posible . Muchas gracias guapa por interesarte, se ve que tienes una gran sensibilidad, esos momentos de la lactancia en que no veía fueron realmente especiales, yo sabía que tenía que potenciar todos los otros sentidos hasta que al fin pudiera verme, menos mal que en este caso pudo hacerlo, no quiero ni pensar en otros casos
Supermama, eso es lo importante si verla bien, totalmente de acuerdo :)
Eva,gracias de momento está muy bien
Annie 74, gracias me alegra poder compartirlo, si es un superbicho que se rie un montón

GRACIAS POR COMPARTIRLO

Sandra dijo...

Madre mía, un gran ejemplo como madre y padre. Y muchas gracias por compartir vuestra experiencia.

siempre mamá dijo...

Sandra, gracias a vosotras por leerme

Anónimo dijo...

Que ojo más hermoso y que mamá más fuerte y tierna a la vez. Tus pequeños tienen una suerte inmensa. Sigue así amiga. Besos. Pepi.

madredemellizos dijo...

Mucho ánimo a ti y a tu niña, te estás enfrentado al problema con fortaleza y naturalidad, y realmente es admirable. Desconocía el tipo de tratamiento que se sigue en estos casos, cuando hay problemas de visión en bébés tan pequeños, gracias por compartir tu vivencia. Ojalá consigais una pronta recuperación! Un abrazo.

siempre mamá dijo...

Pepi, gracias guapa, gracias por ser mi amiga :)

Madre de mellizos, estamos en camino de su total recuperación, espero que con el tiempo sólo sea un mal sueño :)

Sergio G. Teijido dijo...

Hola, he leido tu blog y me he sentido identificado porque a mi pequeña le sucede lo mismo, aunque en su caso la catarata solo se le localizó en el ojo derecho, el izquierdo lo tiene normal.

Me gustaría, si pudiera ser, que nos escribamos para ver si me puedes contar algo de tus experiencias que nos pueda ayudar en esta pequeña odisea. Nuestra pequeña Ines tiene 6 meses y hoy hemos intentado ponerle la lentilla por primera vez, pero ha sido un autentico calvario, ha llorado lo indecible hasta el punto de vomitar, y nos ha dado tanta pena que lo hemos dejado para mañana.

Lo dicho, mi correo es doberk@gmail.com, si me pudieras escribir te lo agradecería.

Saludos :)

Anónimo dijo...

Hola! Soy mamá de un bebé que ha nacido también con una catarata. Ahora tiene cuatro meses y lleva lentilla. Estos meses han sido muy variables y lo hemos pasado muy mal, pero poco a poco vamos aceptando que nuestro bebé tendrá un ojo diferente. Me ha alegado mucho leerte. Quería hacerte una pregunta: cuando dices que lo llevabas a estimulacion visual,a que refieres exactamente? Me interesa mucho,a ver si nuestro bebé gana un poco de visión porque su pronóstico visual es tan solo del 7%.Muchas gracias de nuevo, un abrazo, María R.

lagasurfcamp.com dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario