viernes, 30 de septiembre de 2011

CRECIMIENTO PERSONAL

No se trata de que haya crecido físicamente que eso sería raro a mi edad, es algo más profundo.

Cuando recibes un golpe emocional (y yo he recibido alguno que otro) pasas por muchas etapas. Piensas que aquello que te está pasando probablemente es lo peor que te puede ocurrir, crees que no te lo mereces, que es injusto y demasiado doloroso y aunque quizá no sea del todo cierto ( porque cuando nos ocurre algo tendemos a ver todo de forma negativa) en ese momento casi con toda seguridad es así porque así se percibe. Entonces muchas personas en su afan de ayudarte intentan minimizar el asunto, restarle importancia, pero a mi personalmente eso no me ayuda.  A mi lo que me alivia el dolor es que empaticen conmigo, que me conforten (se que lo estás pasando mal y realmente es injusto lo que te pasa)   que me acompañen, que me escuchen ... 

En este camino he encontrado gente que ha estado a mi lado, que me ha oido contar  cien veces la misma historia sin cansarse porque me aprecia y entiende que al menos necesito desahogarme, que me pregunta cómo siento, qué hago , o simplemente me coge de la mano y me sonríe.

Al principio no comprendía cómo era posible que personas que estaban realmente cerca  no se interesaran y que si lo hacían era por cubrir el expediente y me dolía. Este fin de semana he descubierto que ya no me hace daño y ni siquiera me importa, que lo comentarios que manifiestan un absoluto desconocimiento y desinteres ya me dan igual. Ha sido un duro camino en el que he perdido alguna que otra sonrisa y a alguna otra persona pero a cambio he ganado a muchas personas de las que me dan mucho, he crecido, valoro más lo que tengo y se que prefiero que esas que no me aportan nada no estén cerca de mi.

Se que para ser viernes me he puesto un poco profunda, pero me apetecía contaroslo    

13 comentarios:

Susana dijo...

Pues cuanta verdad dices .... hay veces que para saber levantarse hay que caer mas de una vez.... y yo si se de lo que hablas... se de lo dificil que es sentirse mal y que la gente te diga bueno pero ya paso... y no no paso.. sigue ahi... tardan las heridas en cicatrizar y a veces cierran mal y hay que volver a abrir para que cierren perfectamente.. pero chica tu has conseguido algo super importante que es deshacerte de esas malas hiervas que a veces no consiguen mas que tropecemos con ellas y nos hagamos mas heridas...
Un beso bien fuerte desde leon...

irene dijo...

Leyendo tu entrada me he visto totalmente reflejada, ahora mismo no estoy pasando una buena epoca y es en estos momentos cuando descubres a las personas que valen la pena y a las que te decepcionan... pero a la larga es lo mejor que puede pasar, asi te quedas con lo mejor, aunque al principio duela. Estoy totalmente de acuerdo contigo, gracias por escribirlo.

Trax dijo...

Bravo por ti!! Por verlo de esta manera, y por lo bien que lo has explicado. Me siento totalmente indentificada. No consuela que te digan que pasará, que podría ser peor, o que no es para tanto. No! Necesitamos que estén, nos apoyen, nos escuchen y nos dejen llorar.
Lo estás haciendo estupendamente.
Un beso fuerte.

mama de parrulin dijo...

En los momentos duros es cuando más se conoce a las personas que te rodean, se descubre afecto en quien no esperabas y se descubre indiferencia en quien creías amig@. Otra de las enseñanzas de la vida.
Está bien apartar de tu camino a quien no lo merece. Los amigos se eligen.
Un beso grande guapa!

Maria dijo...

felicidades porque ese es un gran paso de evolución personal. En los momentos malos es donde una se da cuenta de quien realmente está a su lado, tiene su lado malo porque hay muchas personas que salen "corriendo" o se limitan a cumplir y poco más, pero tb tiene su lado bueno porque con la gente que sigue ahí al pie del cañon, el vínculo se hace más fuerte e intenso... Me alegra mucho leerte así, te mereces que te traten bien, muchisimos besos guapa

Yo y mis mini yos dijo...

Bueno mujer, yo siempre he pensado que prefiero un buen amigo que mil conocidos, asi que en el fondo seguro que has salido ganando con esta experiencia :-) Por cierto, me encanta la foto!

Carol dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en que cuando estamos así lo que necesitamos es empatía, nada más.
Me alegro mucho de que hayas avanzado hasta este punto, no siempre es fácil pero desde luego se puede.
Besos

Jeza Bel dijo...

Llevas razón.....a veces la gente que tienes más cerca te hace sentir más sola que la que se encuentra más lejos!!

La empatía es fundamental.....reconozco que ante situaciones así, nunca se que decir....suelo permanecer callada y escuchar....me parece tan importante escuchar!!

"Lo que no nos mata, nos hace más fuerte"....así que, seguiremos creciendo personalmente...

Besos

Drew dijo...

Pues a mi me ha encantado. Me siento muy identificada, y creo que aunque hayas perdido alguna sonrisa, efectivamente ganas mucho más.

Muchísimos besos!

porfinyomisma dijo...

Me ha gustado mucho tu entrada de hoy, aunque te hayasd puesto profunda...Tu reflexión es una buena enseñanaza.
Besos.

Silvia dijo...

¡Ánimo cariño! A veces, por desgracia, tienen que ocurrirnos algunas cosas negativas para darnos cuenta de quien vale la pena y quien no. Es triste darse cuenta de que parte de la gente que te rodea no merece la pena, pero lo importante es la gente que sí la merece.
Un besito

Seco dijo...

Es muy cierto lo que dices...es bueno leerte.
Besos

ENTREDOS dijo...

Me han encantado tus palabras, dice grandes verdades. Felicidades por tu gran paso, seguro que te has dejado un gran peso en el camino.
Gracias por visitarnos y quedarte.
ENTREDOS

Publicar un comentario